Incógnitas lejanas convertidas en gozos cercanos

por Rosario Romero

Quintín Rivera Toro, 2007, Here we go.

Quintín Rivera Toro, Here we go, 2007.

“Te he dado nombre, los ojos te lo encontraron, mirándote”

-Pedro Salinas, El Contemplado

La contemplación del mar en Puerto Rico permitió al poeta español en el exilio, Pedro Salinas, escribir uno de sus poemas más importantes en el que el océano se presenta como una realidad total, símbolo de la vida, una entidad poderosa mediante la que se establece una apasionada relación con el mundo.  El Contemplado es el nombre que le da Salinas al mar que tiene delante, haciendo de ese mar todos los mares que incluyen el Caribe, el Egeo, el Mediterráneo, borrando así las fronteras con la poesía. Mira, nombra y convierte el mar en fuente inagotable de alegría porque “la alegría al mar nunca se le quita”.

Nos admiramos, con este poema, de la capacidad que tiene el arte de iluminar el mundo y de traducir las “incógnitas lejanas, a gozos inmediatos”. La mirada del poeta, la contemplación del mar, difumina lo extraño y aproxima las dos orillas en una experiencia de belleza y vitalidad que no descansa. Mirar es comprender en un sentido profundo y trasformador.

Una de las constantes del arte contemporáneo ha sido esa apertura a lo extraño, a lo otro, a la diversidad de culturas separadas por siglos y por océanos. Si, como proponía Malraux, tuviéramos que fundar un museo imaginario del arte actual, no habría en él grandes fracturas ni de tiempo, ni de espacio, ni tampoco tendría límites geográficos, sería un museo nacido para la comprensión y el diálogo entre culturas.

Myritza Catillo, 2006-2008, Post-industrial Dust

Myritza Catillo, Post-industrial Dust, 2006-2008.

José Gómez Isla y Laura Bravo nos convocan a construir una especie de museo imaginario con la exposición Universos Paralelos, que se presenta hasta el 5 de marzo en la Galería de Arte Francisco Oller y en la Galería de Bellas Artes 209, ambas en la Universidad de Puerto Rico – Río Piedras. A través del lente de doce fotógrafos (seis españoles y seis puertorriqueños), se borran las distancias entre Puerto Rico y España y se ponen a dialogar, no solo los artistas invitados, sino también las instituciones que acogen la muestra: la Universidad de Puerto Rico y la Universidad de Salamanca, institución a la que viajará en noviembre.

Albert-Feijóo, 2010, Life is for Everyone.

Albert-Feijóo, Life is for Everyone, 2010.

Para José Gómez Isla la experiencia de este trabajo confirma que esta exposición única muestra que, aunque hay distancia, todos estos artistas convergen en un hilo conductor: “Mi experiencia en la curaduría conjunta ha sido inmensamente enriquecedora a la par que gratificante. Ha resultado muy didáctico descubrir cómo estos doce autores de países tan distantes como España y Puerto Rico se enfrentan a los mismos interrogantes y a similares puntos de vista sobre la sociedad de su tiempo, lo que les permite dialogar armónicamente en esta propuesta expositiva singular. Las poéticas que todos ellos despliegan incorporan puntos de vista muy críticos respecto a un mundo fallido y desordenado que ya no reconocen como propio, lejos ya de la visión utópica del positivismo que se había cimentado bajo la lógica del progreso”.

Los artistas españoles que son parte de Universos paralelos son Carlos Chavarría, Alberto Feijóo, Iraida Lombardía, Jon Uriarte, Erik von Frankenberg y Fernando Durán. Los puertorriqueños, Myritza Castillo, Tari Beroszi, Quintín Rivera Toro, Raquel Torres Arzola, Mónica Félix y Jason Mena.

Quintín Rivera Toro, 2007, Here we go.

Quintín Rivera Toro, Here we go, 2007.

El viaje de esta exposición hacia España genera en Quintín Rivera Toro una especial expectativa: “Espero con ilusión el qué pasará cuando la obra viaje a España. No es solo el lujo de que sea una institución tan antigua, sino las posibles identificaciones culturales, sociales y políticas de nuestros ancestros de los cuales tanto hablamos. Ser insulares significa que siempre estamos pendientes de lo que pensarán “ellos” de nosotros. Hoy día son los Estados Unidos, pero por cuatrocientos años fue España. Me parece como una especie de portal entre el pasado y el presente esta colaboración”.

Jon Uriarte, This not Ana C., 2010

Jon Uriarte, This not Ana C., 2010.

En términos estéticos, es magnífica la posibilidad de escuchar a los artistas dialogando con “los otros” y confirmar sus intereses comunes. Quintín admite haber sentido una identificación especial con el trabajo de Jon Uriarte, “pues vi en esas obras un tema biográfico, de negación al propio cuerpo a su propia identidad, que creo se asemeja al tema de la experiencia existencial del ser desplazado, social, personal o políticamente”.

Efectivamente, las fotografías de Uriarte crean en el espectador una sensación desconcertante, incómoda y atrayente a la misma vez. Los personajes, que al mismo tiempo se presentan de espaldas y de frente, y a los que no vemos el rostro, nos remiten a un universo analítico, picassiano, a esa mujer en cuclillas de Las Señoritas de Avignon, esa figura compleja y enigmática en la que se produce una síntesis óptica y poderosa, similar a la que se produce en la serie They Are Not Them, de Uriarte.

Jason-Mena, What can be said at all can be said clearly and what we cannot talk about we must pass over in silence, 2008.

Jason-Mena, What can be said at all can be said clearly and what we cannot talk about we must pass over in silence, 2008.

Jason Mena reflexiona sobre la idea de unir universos paralelos para evidenciar que hay más semejanzas que divergencias. Según comenta el artista: “Me pareció interesante el paralelismo que existe entre mentes separadas por vastos océanos y tierra. La idea de que el arte sea universal no es una con la cual me relaciono, pero los universales, aunque es materia de arduo debate filosófico, tienen la particularidad de poder estar presentes en varios lugares al mismo tiempo, algo que los distingue de los individuos. En esta muestra los curadores lograron con éxito dejar ver cómo las relaciones entre las experiencias, dificultades y distintos puntos de vista pueden generar resultados que se asemejan”. Mena expone también su satisfacción por la oportunidad de poder conocer otros artistas: “Es lo bueno de las colectivas, conoces gente de la que no sabes nada”.

Iraida Lombardía Alonso, Ostras, copas y frambuesas sobre cama de matrimonio, 2010

Iraida Lombardía Alonso, Ostras, copas y frambuesas sobre cama de matrimonio, 2010.

Jason comparte espacio en la exposición con Iraida Lombardía Alonso que, en su serie Carpe Diem Baby, crea ambientes de gran belleza e impacto, partiendo de encuadres cuidadosos, como si se tratara de un bodegón barroco en el que interesa detallar las diferentes calidades de todos los objetos. Los pliegues de las telas en Pan, sardinas en aceite y vino, y en Ostras, copas y frambuesas sobre cama de matrimonio, por poner un ejemplo, son tan contundentes como en los bodegones de Sánchez Cotán, de Zurbarán o de Cézanne. La presencia/ausencia de sus dueños y las luces que enfatizan el naturalismo nos conducen a una reflexión sobre la vida que, ya desde el título, nos pone a meditar sobre nuestra propia existencia.

José Gómez Isla y Laura Bravo tienen también el mérito de haber encontrado una fórmula de colaboración entre instituciones que es imprescindible para conseguir resultados de valor cultural y académico, asunto nada fácil ya que, a veces, las relaciones institucionales se presentan de forma problemática e incluso adversativa. En este caso, la suma de esfuerzos ha hecho posible, además de la exposición, la publicación de un extenso catálogo que recoge a color las obras expuestas, un texto introductorio de los curadores, “Visiones críticas en torno a las heterotopías, las distopías y los no lugares”, así como ensayos sobre las fotografías y una biografía de los artistas. Se convierte así en una guía de gran utilidad para el espectador / visitante de la muestra y en un documento importante que apuesta sobre quién, cómo y qué se está produciendo hoy en día en el campo de la fotografía.

La exhibición Universos paralelos: Transvergencias fotográficas entre España y Puerto Rico, estará abierta hasta el 5 de marzo en la Galería de Arte Francisco Oller y en la Galería de Bellas Artes 209. En noviembre de 2014 se exhibirá en la Sala de Arte de la Hospedería de Fonseca, en la Universidad de Salamanca.

Este artículo fue publicado originalmente en la revista de arte digital Visión Doble.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s